Diccionario (de Autor) Asociado a este Blog

http://diccio-mates.blogspot.com

Eres bienvenido(a):

A la fecha llevamos más de 3.470 ejercicios resueltos.

Al comienzo de este blog econtrarás algunos ejercicios PROPUESTOS que iré resolviendo en los próximos días.

Si avanzas hacia abajo en el blog, encontrarás el vínculo: "entradas antiguas", haz click sobre él y te llevará a revisar otro set de ejercicios resueltos de anterior data, hasta completar los más de 3.400 ejercicios resueltos,

¡anímate!

lunes, 4 de febrero de 2013

Noticia PSU

Análisis tras crítico informe internacional que analizó el test:
Proponen siete modificaciones para mejorar la PSU de este año

Autoridades y expertos plantean que es urgente y factible dividir la prueba de Ciencias y reducir el sesgo negativo que se detectó hacia los alumnos de colegios técnico-profesionales.  

MANUEL FERNÁNDEZ y MACARENA TORO 

Luego de que un informe encargado por el Consejo de Rectores y el Ministerio de Educación planteara 90 críticas a la PSU, ¿qué podría cambiar para la prueba que se aplicará a fin de año? Autoridades y expertos coinciden en que es factible realizar varias modificaciones, aunque dejan en claro que deben ser graduales, para no causar incertidumbre entre quienes en marzo entrarán a 4° medio.

1  Quitarle ponderación
"La PSU tiene que ser un porcentaje significativo, pero a lo mejor no tan importante como en el pasado", señaló el rector de la UC, Ignacio Sánchez, quien destacó que hoy la prueba representa casi el 70% de la ponderación para el ingreso a las universidades. En ese sentido, tanto el Consejo de Rectores como el ministro Harald Beyer han coincidido en que es necesario perfeccionar los otros indicadores, como el ranking de notas que se incorporó este año. La idea es darle una valoración superior al 10%. Beyer y Sánchez plantean que el aumento de valoración del ranking debe ser en desmedro de la PSU, decisión que este año no tomaron todas las instituciones, ya que varias prefirieron descontar valor a las notas de enseñanza media en vez de a la prueba.

2  Reducir el sesgo contra los técnico-profesionales
El informe de Pearson concluyó que el diseño de la prueba favorece a los alumnos de colegios científico-humanistas por sobre los técnico-profesionales. "Este tema es el más urgente a abordar en el plazo de un año y se corrige ajustando los contenidos a los cuales se refieren las preguntas", afirma el rector de la UC de Valparaíso, Claudio Elórtegui.
El gerente de la red de colegios técnicos SNA Educa, Arsenio Fernández, propone que mientras se hacen los cambios se implemente "una admisión especial a las mejores universidades del país para los alumnos que provienen de educación técnica, y un criterio diferente para asignarles las becas".

3  Dividir la prueba de Ciencias
Que haya pruebas diferenciadas de Química, Física y Biología, en lugar de un solo test de Ciencias, como ocurre hoy, también es algo que se puede hacer en un año, creen los expertos. Patricio Aceituno, vicerrector académico de la U. de Chile, afirma que hay trabajo avanzado en esa dirección y que "no requiere demasiado esfuerzo".
El rector de la U. Adolfo Ibáñez, Andrés Benítez, afirma que separar la prueba de Ciencias es "fundamental y se puede hacer muy rápido y sin causar un caos para los alumnos que pasaron a 4º medio este año".

4  Apego al currículum
Un aspecto que debe ser corregido este año, creen los consultados, es subsanar el desajuste que se detectó entre algunas preguntas de la PSU y lo que se enseña en los colegios. "Esto es algo que es lo más grave y que se puede resolver en el corto plazo. No es un cambio que implique ser muy rebuscados, basta con centrarse más en los contenidos de media", dice María Paz Arzola, investigadora de Libertad y Desarrollo.
Y para que este cambio quede bien informado a los jóvenes que rendirán la prueba "basta con informar la tabla de contenidos", enfatiza Beyer.

5  Diseño de preguntas
"Realistamente, una de las cosas que se puede hacer bien este año es el mejoramiento de las preguntas, en términos de mejor alineamiento con el currículum, claridad y testeo. Es decir, todo lo que tiene que ver con la formulación técnica de las preguntas", asegura el investigador de la U. Diego Portales, José Joaquín Brunner.
En esa línea, el rector Benítez plantea que el informe "fue la lápida al Demre como entidad a cargo de la prueba, porque no tiene capacidad de hacer más preguntas y validarlas como corresponde".

6  Más preguntas
Aumentar la cantidad de preguntas a partir de las cuales se elabora la prueba es una prioridad para el ministro de Educación, quien plantea que este trabajo es medianamente simple y permitiría eliminar del banco de interrogantes aquellas que revelan un sesgo hacia los jóvenes de colegios técnico-profesionales y las mujeres.
Una opinión que coincide con la de Benítez: "No tener suficientes preguntas es la gran barrera para tomar la prueba dos veces al año y además genera que haya ítems con un margen de error muy grande".

7  Notas de enseñanza media
Pearson detectó que, así como pasa con la prueba, hay imprecisiones en la forma en cómo se asigna el puntaje a las notas de enseñanza media. Reformular los cálculos para hacer una nueva asignación, es algo relativamente simple de resolver según Beyer, por lo que podría, eventualmente, cambiarse en 2013.
 Manzi: "Una prueba no puede eliminar las brechas sociales"
"Tenemos que acabar con la guerrilla y una forma fácil de hacerlo es que quienes aparecemos vinculados al proceso demos un paso al lado", señaló ayer el miembro del Comité Técnico Asesor de la PSU y uno de los creadores de la prueba, Jorge Manzi.
Tras analizar el informe Pearson, sostuvo que el examen no ha fracasado, como afirmó el ministro Beyer, y que valora que se hagan estos análisis, ya que "siempre es positivo" avanzar en mejorar un examen de esta importancia. "Uno esperaría que no pasen diez años (para hacer una revisión), sino que sean ciclos de cinco años y que no cada vez que se hace esto juzguemos si se acaba o no el sistema completo", enfatizó.
A su juicio, el gran problema del debate es que se ha centrado en que la prueba no disminuyó las brechas entre niveles socioeconómicos o tipos de colegios, situación que, a su juicio, no depende del examen. "Una prueba no puede eliminar las brechas sociales. El argumento era que mediciones asociadas al currículum pueden mostrar una disminución de las brechas en la medida en que las políticas educacionales sean sistemáticas para garantizar equidad en los aprendizajes", afirmó.
Agregó que "si el tema es el de la inequidad, corrijamos en la base de la educación para que se compensen las diferencias".
De todas formas, Manzi destacó que comparte varias de las recomendaciones que hace Pearson. En ese sentido, cree que la sugerencia más importante que se debe aplicar es el cambio en la metodología que se utiliza para ponderar los ítems dentro de cada prueba. Así, asegura, se podrían reducir, casi automáticamente, los problemas respecto del cálculo de los puntajes o el banco de preguntas.
Destacó la creación de una nueva institucionalidad que trabaje los cambios y que revise con calma la agenda que deja el informe internacional: "Necesitamos un ambiente más constructivo, porque a nadie le hace bien esto: al ministro no le conviene agitar este tema, al Consejo de Rectores no le conviene, tampoco a la comunidad académica (...) y a las familias del país sólo les causa daño y ansiedad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario